Kahoot para niños: diversión en clase

Poco a poco, la innovación educativa va colándoles en todas las aulas. Cada vez son más los profesores que, dentro de las pautas que marca el currículo educativo de cada centro y, sobre todo, de cada comunidad, se buscan las mañas para encontrar soluciones que ayuden a sus alumnos a conseguir la ansiada motivación y, por ende, a acabar con el absentismo escolar y con la desmotivación propiciada por el modelo educativo que sigue vigente en España.

En ese intento, son cada vez más los profesores que conocen los beneficios y las posibilidades educativas de usar la herramienta Kahoot! Para explicar ciertos temas que, de otra manera, serían algo más complicados para los estudiantes (independientemente del nivel educativo en el que se estén moviendo).

Y es que, Kahoot! es una herramienta muy lúdica y entretenida, que ofrece diferentes posibilidades que todos se encargan de explorar. Algunos, incluso, han buscado y siguen buscando día tras días nuevos usos que darle a esta herramienta.

Pero, antes de pasar a ver los beneficios y explicar algunas ideas para usarla, veamos exactamente de qué se trata.

De acuerdo a Sandra María Martín Sánchez, maestra de Educación Primaria, algunas de las utilidades que se le puede dar a la herramienta dentro del aula son:

  • Evaluar conocimientos previos, introducir nuevos conceptos o previsualizar contenido, así como reforzar los ya trabajados
  • Recoger opiniones o intereses de los alumnos para generar debate
  • Plantear tareas, ya que se puede jugar desde cualquier lugar y en cualquier momento

¿Qué es Kahoot!?

Se trata de una plataforma educativa creada hace tan solo unos años con el objetivo de gamificar el aula: permite crear cuestionarios de evaluación donde los estudiantes son los concursantes.

Es el profesor quien crea las preguntas de esos cuestionarios, eligiendo también el modo de juego: solitario o en grupo. Si es solitario, el Kahoot! servirá como una manera de evaluar más lúdica para los chicos, si es en grupo, incluso, podrá servir como medio para hacer concursos entre los estudiantes.

Como decimos, su objetivo final es el educativo, aunque son cada vez más las personas que la usan para entretenimiento, creando test y cuestionarios gratuitos.

Lo que más llama la atención de esta plataforma es que, una vez creadas las preguntas, estas son accesibles para todos los usuarios a nivel mundial, por lo que pueden ser reutilizadas por otros y, a su vez, el profesor tiene a su disposición un amplio abanico de preguntas de las que puede hacer uso dentro de la plataforma.

Se puede modificar el tiempo para responder, las posibles respuestas, se pueden añadir fotos y vídeos y otras posibilidades que hacen atractiva la manera de aprender.

Posibilidades y beneficios educativos de Kahoot!

A simple vista parece sencillo: es una opción interesante para repasar contenido o como parte de un proyecto.

Sin embargo, Kahoot! cuenta con otras muchas posibilidades dentro del aula. “Kahoot tiene el potencial de motivar a los alumnos ya que, cuanto antes se conteste, más puntos se pueden ganar si la respuesta elegida es la acertada”, explica XXX. Además, puntualiza, potencia el carácter competitivo en la clase, que les divierte mucho.

Iolanda Nieves de la Vega, posgraduada en neuroeducación y profesora de la Universidad de Navarra analizó en un artículo los beneficios de Kahoot! desde el punto de vista neurocientífico: ayuda a trabajar la curiosidad y la superación; mejora la autoconfianza del estudiante y favorece la interiorización de pautas y normas de comportamiento social, puntualizó.

Veamos algunas posibilidades educativas que avalan los docentes que ya lo han probado:

  • La autora del blog Enseñar Historia explica que, en su caso, eligió que fuesen los estudiantes los que creasen su propio Kahoot a fin de afianzar conceptos históricos que habían quedado poco claros con las explicaciones
  • Sandra María Martín Sánchez lo utiliza para evaluar, además de para repasar contenidos y preparar pruebas escritas

¿Cómo crear un Kahoot! para usar en clase?

Lo primero que queremos dejar claro es que Kahoot! es una herramienta 100% gratuita para los profesores y para los estudiantes. No tiene ningún coste, por lo que los beneficios se ven incrementados.

Para crear uno, es esencial saber que se divide en dos páginas: por un lado, Kahoot.it y, por otro, GetKahoot.com. La primera es a la que acceden los alumnos para unirse a la partida y la segunda es la que permite al profesor crearla, bien sea de cero, bien en base a plantillas ya establecidas por otros usuarios.

Así que, para crear un Kahoot! lo primero que habrá que hacer será acceder a GetKahoot.com y registrarse como profesor, siguiendo todos los pasos establecidos en ese enlace. Después, solo quedará confirmar el correo electrónico y ya estará todo listo para empezar.

Una vez dentro, el profesor tendrá dos opciones: acceder y buscar contenido ya creado por otros usuarios, o crear un Kahoot! de cero teniendo, para ello, tres modelos de cuestionario diferente:

  • Quiz: es el más famoso de todos. Un cuestionario con preguntas y respuestas correctas.
  • Discussion: para crear debates y preguntas abiertas que los estudiantes pueden responder.
  • Survey: para crear encuestas (esta opción se usa, casi siempre, para saber la opinión de los estudiantes con respecto a algún tema, aunque hay mil posibilidades más)

Una vez elegida la opción, llegará el momento de crear preguntas (y respuestas, si el elegido es el quiz). Se pueden embeber imágenes, vídeos, texto, números, fórmulas y otros recursos.

Una vez terminado, dará la opción de elegir idioma, nivel de dificultad, hacerlo público o privado… Y un código que habrá que pasar a todos los estudiantes para que puedan acceder desde cualquiera de sus dispositivos. Eso sí, ellos tendrán que hacerlo a través de http://kahoot.it/e.

19 / 05 / 22